¿Se puede ser una empresa innovadora sin ser una organización que aprende?

"Se podría definir el aprendizaje organizacional como el hecho de identificar, filtrar, organizar, socializar y transformar el conocimiento a través de las personas y su aprendizaje".

La respuesta de las organizaciones ante el cambio profundo que estamos viviendo pasa por la gestión de conocimiento para conseguir una ventaja competitiva que les haga perdurables y sostenibles. Y a su vez, la forma de gestionar este conocimiento debe ser, sin duda, gestionando el aprendizaje en las organizaciones.

Gestionar el aprendizaje como forma de gestionar el conocimiento debe tener un cuádruple objetivo:

1.  permitir a las organizaciones acortar los plazos de identificación de las tendencias en el mercado,

2.  el aprendizaje sobre ellas,

3.  la difusión del conocimiento aprendido dentro de la organización y

4.  generar una cultura favorecedora de la innovación y el aprendizaje continuo.

En este sentido, se da una dicotomía en las organizaciones entre enfocar el aprendizaje hacia lo que necesita el futuro de la organización y las necesidades actuales de la misma para llevar a cabo el denominado “día a día”. Es similar al balance que se debe dar en las organizaciones entre la eficiencia y la innovación. No se puede obviar que ser competitivos basándose en la innovación comporta un riesgo en tanto en cuanto no todos los proyectos aportarán beneficios. Sin embargo, la innovación y la creación de nuevos negocios (intra-emprendimiento) puede traducirse en productos o servicios de mayor valor en el mercado.

El aprendizaje continuo es la condición previa más importante para que la organización sea innovadora, ya que permite el desarrollo de nuevas competencias y habilidades que favorecen la adopción de una ventaja competitiva. Es decir, el aprendizaje continuo es indispensable para que la organización tenga capacidad innovadora.

El gráfico 1 recoge la relación entre gestión del conocimiento, aprendizaje e innovación.

Como se puede apreciar, a través de la vigilancia del entorno las organizaciones tienen que identificar el conocimiento (K) existente en el exterior, y el proceso de planificación estratégica es el que debe permitir identificar aquellas tendencias, conocimiento y/u oportunidades existentes en el entorno para escoger aquel verdaderamente relevante. Este último, el conocimiento relevante, es el que debe ser organizado y socializado dentro de la organización, medio por el cual se produce el aprendizaje organizacional (equipos y personas incluidas) para, a través de la transformación de este conocimiento, producir la innovación (nuevos productos y/o servicios) y el intra-emprendimiento (nuevas líneas de negocio o negocios).

Con todo lo expuesto podríamos decir que las organizaciones deben gestionar el aprendizaje organizacional y estratégico a través de las personas para lograr sus objetivos socio-económicos. Y paradójicamente, se podría definir el aprendizaje organizacional como el hecho de identificar, filtrar, organizar, socializar y transformar el conocimiento a través de las personas y su aprendizaje.

Existen tres entornos en las organizaciones en lo que se refiere al aprendizaje, tal y como se recoge en el gráfico 2.

 

La organización tiene la responsabilidad de facilitar que el aprendizaje suceda en los tres entornos; principalmente a través de sus departamentos de recursos humanos y/o de formación, pero también con la colaboración del resto de departamento y/o áreas, especialmente la de innovación. Existe un cuarto entorno, el interorganizacional, que debe ser desarrollado a través de la creación, por ejemplo, de alianzas inteligentes más ligadas a la dirección estratégica de la organización.

Hay que recalcar otro factor determinante a la hora de hablar de organizaciones que aprenden:  la cultura de aprendizaje dentro de la organización. Esta cultura es la que determina que se den las condiciones para que las personas aprendan más allá de los procesos formales enfocados hacia ello. Dicho esto, cabe preguntarse: ¿Se puede ser una empresa innovadora sin ser una organización que aprende?

Ecosistemas de aprendizaje en FiAD 2021.

Conoce más sobre los ecosistemas de aprendizaje y la estrategia desarrollada por Mondragón Unibersitatea para la empresa SENER.